CasinoEn-Linea.es
Juegos De Casino
Artículos sobre Casinos

Última Posición en el Póquer

La posición en el Póquer es algo que puede ayudar muchísimo a un jugador en cuanto a la estrategia de juego del Póquer se refiere. Por supuesto que una buena mano de Póquer ayuda, pero si usted tiene la suerte de quedarse con la última posición en el Póquer, y sabe adaptar su posición al juego, estará aportas de ganar el juego de póquer.

¿Por qué motivo jugar en la última posición en el Póquer es tan relevante para ganar? Primero, usted sabe lo que los jugadores anteriores han hecho y por lo tanto puede tomar decisiones sobre las apuestas. Al final, todo se reduce a la mano de Póquer que usted tiene, si sabe o no hacer farol (el "bluff") y al nivel de los otros jugadores de Póquer.

Jugando en la última posición con una mano mediana

Si usted está jugando en la última posición con una mano de Póquer mediana con toda seguridad, puede igualar las apuestas del primer jugador sin temer una subida de las mismas. Los jugadores en turnos iniciales del Póquer no pueden contar con eso, pues si las igualan teniendo ellos una mano también mediana, pueden perderla o pagar muy caro para poder seguir después una subida.

Jugando en la última posición con una buena mano

¡Si usted está jugando en la última posición y con una mano de Póquer fuerte mejor aún! Si sus adversarios han hecho sus apuestas antes que usted, le cabe a usted decidir si es tácticamente lucrativo subir las apuestas - expulsando eventualmente algún jugador (o jugadores) del juego -, o igualar la apuesta hecha.

Además, si usted tuviera una mano ganadora y estuviera en la primera posición en el Póquer, sería tentado a subir la apuesta - lo que podría ser perjudicial, pues usted podría perder apuestas de jugadores que de otro modo igualarían a la suya, y a su vez usted acabaría por dar una carta gratis a jugadores que no la igualarían de cualquier otro modo.

Pero si usted juega Póquer en la última posición, le concierne a usted apostar si nadie más lo hizo, subir si alguien apostó, o jugar lentamente ("slowplay"), porque usted sabe ahora cuántos de sus adversarios seguirán tras del bote.

Jugando en la última posición con una mala mano

Si usted está jugando en la última posición del Póquer con una mala mano, ser el último es particularmente ventajoso. Sus adversarios podrán igualar las apuestas para ver mejores manos que la de ellos, dándole a usted la oportunidad de obtener una carta gratis.

Si usted está jugando en la última posición contra un jugador, puede aún lograr una carta gratis después de que su adversario iguale la apuesta - mientras que en las posiciones iniciales del Póquer usted no puede obtener una carta gratis.

Hay apenas una cosa amenazando al jugador que juega en la última posición en el Póquer: la posibilidad de que alguien pase su turno para subir las apuestas ("check-raise"). Sin embargo, algunas variantes del Póquer no permiten esta maniobra, por eso usted debe siempre consultar de antemano cual es la versión que están jugando bien sea en vivo o cuando va a jugar en un casino en línea.